martes, mayo 31, 2011

Tras la tormenta, la calma

Imagen de Google
Miras al infinito
y la pupila ciega
redescubre iones
que se encienden
y braman en la noche.

Los tejados se tiñen,
se destiñen
cobran vida y movimiento
tras torrenciales cortinajes
que se desploman sobre las piedras.

Cae el telón.

La quietud se desgrana
sobre el regazo de una ausencia.

Narci M. Ventanas

23 comentarios:

  1. Caen las últimas gotas de un tejado que brilla y se abren ventanas para dejarse penetrar por el olor a tierra mojada.

    Alguien espera sin saber que por el camino se abre paso la pasión.

    ResponderEliminar
  2. Que sentimiento de perdida.

    Bello y triste.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Poética forma de describir la percepción de una tormenta; su crecida y su agonía.
    Un abrazo, Narci, desde mi orilla.

    ResponderEliminar
  4. Y a veces, se derraman unas intangibles lágrimas de arco iris...

    Precioso, Narci.

    Besos mil

    SIL

    ResponderEliminar
  5. Se las pintan solas las tormentas para revivirnos en el alma la herida de las ausencias.

    He estado contigo, mientras te leís, mirando al infinito y viendo pasar esa tormenta.

    Me encanta el poema.
    Besossss

    ResponderEliminar
  6. "La quietud se desgrana
    sobre el regazo de una ausencia"
    Narci,realmente sugerente y directo tu poema.Estas tormentas nos traen miles de voces,que nos alertan y después el silencio hiere.
    Ultimamente estoy muy sensibilizada,mis hijos están fuera y todo son voces y recuerdos.
    Te dejo mi felicitación por tu buena síntesis y mi abrazo inmenso,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  7. Se desata la tormenta
    y aunque parezca que
    se rompa el cielo
    todo vuelve a la
    serena calma y al recuerdo.

    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  8. Como disfruto siempre de tu maravillosa poesía...me encanta :D

    Mil besiños.

    ResponderEliminar
  9. Querida Narci:
    Exquisito poema, a pesar de tanta ausencia...
    Su brevedad es como un fogonazo de emoción contenida que estalla en un instante.

    (La entrada "Generaciones" me ha gustado especialmente por lo mucho que he visto de mí en ella)

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Saludos de USA.
    Narci querida. Lindisima entrada!
    Despues de una terrible tormenta
    viene la calma.Bello.Bello.Bello.
    love.
    Cotiti.

    ResponderEliminar
  11. Excelente titulo para este poema tan bello.

    ResponderEliminar
  12. El dolor de las ausencias, se nutre de las noches tormentosas, amiga Narci, mas, "después de la gran tormenta, viene la gran serenidad"

    Besos y feliz semana. María

    ResponderEliminar
  13. Días de tormenta, después llegan los días de paz, porque todos forman parte de la vida, porque nuestras miradas cambian cada día, porque todo cobra vida, y a la vez caminamos, nos llenamos de nostalgia, de recuerdos, pero también de sonrisas...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. bellisimas letras nos regala tu dulce y sensible alma de poeta, esta asturiana amiga y admiradora te da infinitas gracias por hacernos participes de ellas y te manda un besin muy grande

    ResponderEliminar
  15. Las ausencias tiemblan y brillan tras la tormenta. El sosiego recobrado es el bálsamo para el alma.

    besos

    ResponderEliminar
  16. Hola AMIGA,

    Después de la tormenta sale el sol, todos sabemos eso.
    Lo importante es andar lo mejor que se puede para no sufrir más de la cuenta.

    Bellas letras siempre nos propones, es un gusto leerte paisana

    besos

    ResponderEliminar
  17. Tormentas que destiñen y ciegan, que llenan de negras nubes, presagio de ausencias, pero, como siempre, después de la tormenta el corazón, al fin, encuentra la calma, la quietud.

    ¡Precioso, Narci!. Volver al lugar de los amigos me gusta y mucho.

    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  18. Cuantas veces azotados son los sentimientos, en la tormenta que tantas veces impone el amor?; así como re-descubiertos pueden ser los deseos cuando en calma la sutileza de una mirada nos seduce en lo interno hasta llevarnos a volver a ver decantados los fuertes vientos...

    Lindo poema...

    Me quedo merodeando por tu casa...

    ResponderEliminar
  19. Transmites unas imágenes muy bellas y una inmensa inquietud en los últimos versos.

    Un abrazo
    Teresa

    ResponderEliminar
  20. Impresionante, Narci.
    Lo leo, lo releo y siempre me dice algo nuevo. Estos versos son un broche de oro:

    La quietud se desgrana
    sobre el regazo de una ausencia.

    Cariños siempre

    ResponderEliminar
  21. De redescubrir las cosas que observamos de otro modo, conseguimos que lo que nos rodea cobre vida, se mueva. Aunque la quietud y la ausencia, al final, nos vayan al encuentro.

    ResponderEliminar

Tu verbo es el agua que alimenta mis raíces

Linkwhithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...