martes, enero 11, 2011

Un razonamiento muy masculino (por decirlo eufemísticamente)



Imagen de Google

Yo no pido, vida mía,
Ni siquiera que me quieras
Solo pido que te mueras
Si no has de ser para mí.

Estoy dispuesto a ayudarte
Con puños y bofetadas
Con pistola o puñalada
Si lo prefieres así.

Ves lo mucho que te quiero
Lo fácil que te lo pongo
No es difícil complacerme
Pero tú sigues ahí
Con ojos desorbitados
Morados y mal pintados
Pobre mujer torpe y necia
Que no entiende mi cariño
Y anda siempre rezagada
A la luna de Valencia.

Hizo Dios a la mujer
Con piernas y sin cerebro
Con sexo pero sin seso
Y cabeza de serrín.

Cómo si no explicarías
Que no entienda mis requiebros
Tan dulces y apasionados
Como andar siempre endiablado
Por no poder retenerla
Encerrarla, amonestarla
Sin compasión ofenderla
Insultarla con pasión
Propinarle un coscorrón
Para aplacar mis miserias
Y enseñarle su función
En la cama y en la mesa.

Y aun dice la muy tozuda
Que ella es de carne y de huesos
Que piensa, siente y trabaja
Que su vientre es una alhaja
Y que yo no la merezco
Por cruel y despiadado
Por animal sin razón
Por impotente y cabrón
Por marica afeminado
Por machista abusador.
Por no saber que es AMOR…

Y es que aún no se ha enterado
Que ella es mía y sólo mía
La cuerda de mis enredos
Y la estrella de mis juegos
Que es mi saco de boxeo
Que es mi diana y mi balón
Y que no debe quejarse
Pues dadas sus pocas gracias
Para ella es un honor
Ser amada y deseada
Por tan viril campeón.

Y como soy buen marido,
Muy paciente e indulgente
Comprensivo y buen docente
La letra con sangre entra,
De hoy ya no pasa que entienda
Y despeje esta ecuación
Escribiendo con su sangre:
x = morir por amor.

Por amor yo la he matado
Ahora sabe quién soy yo:
Que antes de verla con otro
Me comí su corazón.
¡¡¡Eso es AMOR!!!

Narci M. Ventanas

27 comentarios:

  1. Estremecida estoy, amiga Narci, de la fidelidad con la que has plasmado el corazón del hombre necio, que justifica sus actos con lo más sublime, el amor. Así ha de pensar un hombre que no conoce el verdadero amor.
    Es un poema con mucha fuerza y sarcasmo, además de lleno de música; casi puedo cantarlo.
    Un lujo leerte.

    ResponderEliminar
  2. En versos e impecable forma está reflejada la actitud del psicópata.
    Me ha parecido escucharlo en el banquillo de acusado de homicidio con alevosía, tratando vanamente de descargar su culpa.

    MAGNÍFICO-DURÍSIMO- Pero no por éso, menos MAGNÍFICO.

    Un gran abrazo, Narci

    SIL

    ResponderEliminar
  3. No hace falta decir nada aqui.
    Ojalá en adelante cambiemos las personas y entendamos de una vez que humanos , respetables y respetuosos con los mismos derechos y deberes somos y debemos ser todos...independientemente del sexo, cultura, edad, condición, nacionalidad etc...TODOS.

    Es muy triste que sea tan real.

    ResponderEliminar
  4. Niego la mayor: no es masculino el razonamiento. Es, sencillamente, criminal y rechazable.

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo, Narci. Es dantesco, criminal y lo que se quiera decir. No obstante -no es por desentir del escrito- . Si queremos equilibrar las fuerzas entre mujeres y hombres no debemos de pensar en el género sino como humanos y personas que somos. Sino esta lucha irá a más por ciertos baremos de la sociedad. Personalmente, creo que a este tipo de hombres hay que marcarlos con una "X" y a partir de ahí, buscar las alternativas más válidas para tod@s en general. Pertenezco a una sociedad de malos tratos a mujeres... y vemos estadisticamente que estas cosas bajan cuando se conciencian a mujeres y hombres que somos humanos y no mujeres y hombres por género. Sería muy extenso hablar de ello. Pero quizás, lo escriba algún día en mi blog para poder analizar y opinar.
    En cuanto al poema, mejor no puede ser. Relevante en sarcasmo y realidad.

    Besos amiga y que tengas una buena semana...

    ResponderEliminar
  6. Olá lhe felicito pelo vosso blog.
    Lhe convido a conferir o meu que diariamente trás destaques culturais e hoje terça estreia Bruno Martins em sua coluna de comunicação.
    informativofolhetimcultural.blogspot.com
    Aguardo a sua visita.
    Abraços
    Até mais
    Magno Oliveira
    Folhetim Cultural

    ResponderEliminar
  7. MERCEDES. Gracias por tu comentario, muy especialmente por considerar el amor como un sentimiento sublime y no como una pasión indigna, que a fin de cuentas es como lo consideran las personas que llegan a este tipo de razonamientos, ya sean hombres o mujeres. Supongo que esa era una de las respuestas que buscaba y tú me la has dado, así que doblemente gracias.

    SIL, es cierto, para muchos y muchas esta es su defensa, dignifican su actitud poniéndose al amor por bandera o por montera, y en muchos casos sin haber amado nunca, aunque, evidentemente no lo saben, puesto que no saben qué es AMOR.

    ESENCIA, ojalá ocurra como dices, pero mientras tanto seguirá habiendo víctimas de violencia de género, aunque en muchos casos el problema no sea el sexo, ni la raza, ni la religión, ni nada parecido, sino simple y dramáticamente la maldad que anida en algunos corazones.

    PEDRO, estoy de acuerdo contigo, yo también lo pienso así, y me ha encantado leerlo precisamente de mano de un hombre, gracias; pero ellos o ellas, quienes consideran que la violencia es una manifestación más del amor, a veces la única posible, son incapaces de verlo como un acto criminal o rechazable, creen actuar así porque son hombres o mujeres con los testículos o los ovarios muy bien puestos, más listos e inteligentes que el resto... Evidentemente, el título de esta entrada es un sarcasmo más.

    QUINO, es cierto, habría que marcarlos con una X, y sin embargo el marcado/a suele ser el maltratado o maltratada, y no los maltratadores/as. Son las víctimas quienes se ven recluidas o desterradas, mientras los violentos siguen en la calle buscando nuevas víctimas y en muchos casos sin dejar de perseguir a las anteriores.

    Besos a todos y gracias por vuestras opiniones.

    ResponderEliminar
  8. Es una pena que exista gente asì.

    Pero prefiero pensar que los bien nacidos, somos mas.

    Eso me hace tener esperanzas.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Versos fuertes, intensos, dolorosos.
    Creaste muy bien la visión de un golpeador.

    ResponderEliminar
  10. GAUCHO. Sí yo también prefiero pensar que los biennacidos somos mayoría.

    Gracias Carla, esa era mi intención.

    ResponderEliminar
  11. Desgarrador poema, sin duda. De los que te hacen mover las conciencias y te hacen reflexionar sobre los violentos machistas.
    Dura realidad cotidiana. El otro extremo del amor. La actitud de las malas personas. Retrato de un verdugo que maltrata. Del hijo puta con mayúsculas.

    Ante dicha realidad sólo decir. Mujer, vete; no tienes que aguantar ese tormento. Eso no es amor. Te mereces cositas buenas, sonrisas y amaneceres limpios. Huye, vete, vive.

    Un abrazo de Mos desde su orilla.
    P.D. Vaya unos versos lúdicos.

    ResponderEliminar
  12. Narci, qué poema más fuerte. Qué bien trazado y cuánta profundidad tiene.

    Así es el lado errado del amor. O mejor dicho, así piensan los malvados que es el amor. nada más lejos de la realidad.

    Te felicito por el poema, Narci.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. La mentira con la cubren todo, hasta el amor, cobardía y perversión quizás, pero jamás Amor.
    Un abrazo, es tan necesario leerte, Narci querida.
    Alicia

    ResponderEliminar
  14. Un excelente poema cargado de realidad, de la visión, más que masculina, la visión enferma de un ser humano, cambiando el amor por agresión por dolor. Como dice el dicho, el valiente vive, hasta que el cobarde quiere.

    Un abrazo Narci!

    ResponderEliminar
  15. En un poema has condensado todo el rencor femenino acerca del hombre (o algunos hombres) que en esta época se ha manifestado con una verdadera revolución femenina en todos los campos. Pienso que, al igual que la xenofobia, este tipo de actitudes crueles y despiadadas pertenecen al campo de las enfermedades mentales; por ello debemos saber reconocer, antes de establecer vínculos, con quién estamos; ¡¡pero es tan difícil reconocer a este tipo de personas!!. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  16. Sobrecoge por lo real, por lo tremendo, por ser la voz, muy bien plamada,del maltratador.

    Confundir "amor" por "posesión" eriza la piel.

    Enhorabuena por estos versos, Narci.

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  17. Los hay que siendo del sexo masculino son del género tonto, faltos de entendimiento y razón y aunque los haya parido una madre, hijos no son.

    Mi abrazo más masculino pero nada machote.

    ResponderEliminar
  18. Ya me estaba pareciendo que el buen señor estaba un poco equivocado en sus observaciones y en su manera de querer que le quieran.

    al final, ¿cómo no?, la maté oruqe era mía.

    Final trágico que ya sse presagiaba desde el incio.

    Queno cunda, un abrazo de Á.

    ResponderEliminar
  19. Vaya alhaja,
    Narci que bien has plasmado
    al pérfido maltratador,
    el caso es que siguen
    matando.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. te has adentrado a la perfección en la cabeza de él, del valiente, que no lo es, en todo caso enfermo


    me resulta más difícil de entender lo que pasa por la cabeza de ella, a la que no llamaría cobarde si no puedo considerarlo a él valiente

    creo que el resultado de tanto dolor sea que sufren por la misma enfermedad, el origen del mal es el mismo, la educación


    Besos

    ResponderEliminar
  21. Un poema fuerte y duro, pero certero, querida Nanci. Refeja magistralmente como mancillan algunos hombres, la palabra AMOR, desvirtuándola de su verdadero significado y adulterándola de una horrible manera, amiga.
    Tu poema es como una fuerte patada
    a la conciencia de esos hombres que, ni siquiera merecen ser llamados así.
    Besos. María.

    ResponderEliminar
  22. Mos, lo de versos lúdicos es simplemente porque, de alguna manera, he jugado a intentar meterme en la piel de ese ser detestable, basándome en sus propias palabras o en las de quienes justifican o dignifican su actitud. en cuanto a las víctimas yo también le diría y le digo, "vete", pero en algunos casos aseguran que si lo hacen las matarán, y yo les pregunto que si quedándose, no las matan cada día un poco, hasta que las maten del todo. Besos

    Gracias Trini y Alicia me alegra saber que vosotras, también estáis de acuerdo en que eso no es amor. Besos.

    Mayte, no conocía el dicho, pero es muy cierto, lo malo es que hay víctimas con la voluntad perdida, así que sólo quieren lo que sus agresores quieran. Besos.

    Drac, más que rencor, siento lástima por este tipo de personas, y no trataba de condensar un rencor que no siento, ni siquiera las victimas sienten rencor en muchos casos, sino miedo. Lo que intentaba era sumergirme en los pensamientos que ocupan esas mentes para actuar como actuan, y lo malo es que creo que cuando hablan en estos términos, no mienten, sino que realmente están convencidos de lo que dicen, lo cual, se convierte en un problema mucho más grave. Besos y gracias por tu punto de vista.

    Gracias, Lucía, besos.

    Samuel, tienes razón, hijos no son, jeje. Acepto tu abrazo masculino y hasta machote, siempre que no sea machista. Besos.

    Eso Ángeles, que no cunda. Besos.

    Siguen y seguirán, Marisa, desgraciadamente, no sé si porque las mujeres cada vez somos más tontas, o porque las leyes no están bien trazadas. Besos.

    Es cierto, Carmen, la educación es un factor muy importante en estas historias, yo también lo creo, y también el miedo, la impotencia, la falta de autoestima, la anulación de la propia personalidad, la ceguera por lo que creen que es amor, algunas, creo que hasta realmente creen que las maltratan por amor, que confunden con amor los celos, y cuanto más posesivos ellos, más ciegas ellas. Cada caso es un mundo desde luego, pero lso puntos en común abundan. Besos.

    Gracias María, estoy de acuerdo contigo, quienes así actúan no pertenecen al género masculino, más bien son monstruos asexuados. Besos

    ResponderEliminar
  23. No sé cuándo se detendrá esta ola de la maté porque era mía, siempre la denuncia y nunca el consentimiento a cualquier forma de violencia.

    un beso Narci

    ResponderEliminar
  24. Fuerte, muy fuerte, y, por desgracia, demasiado real y habitual
    ¿Pensarán, de verdad, que las aman?

    Un beso grande, Narci.

    ResponderEliminar
  25. Quizá algún día, Isabel, quizá algún día la violencia termine, cuando nadie pretenda ser dueño de nadie, y cuando nadie sienta la necesidad de estar sometido a otro. Besos

    Moony, pues no sé si lo piensan realmente o tratan de autoconvencerse de que así es, pero algunas lo afirman y hasta lo juran. Besos

    ResponderEliminar
  26. Eso de amor no tiene nada, pero de enfermedad tiene mucho, locura total. Lo has plasmado a la perfección. Ojalá que cada vez más mujeres se emponderen y se alejen de este tipo de relaciones cuando aún estén a tiempo.
    Te dejo un abrazo Narci

    ResponderEliminar
  27. Enfermedad, locura y maldad, Belkis, efectivametne, eso es lo que creo yo también, y a veces no es fácil reconocer a estos individuos hasta que es demasiado tarde, quizá por eso es mejor ser precavidas y no dejarnos deslumbrar sin mantener nuestra linterna encendida.

    Besos y gracias.

    ResponderEliminar

Tu verbo es el agua que alimenta mis raíces

Linkwhithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...